El Mole Oaxaqueño

¿A dónde quieres viajar?

El Mole Oaxaqueño

mole-negro001

Mole Oaxaqueño es uno de los platos más importantes y tradicionales de la cocina mexicana es el mole. Un producto representativo de la fusión de culturas ya que surgió en el virreinato, por ello, sus ingredientes provienen de la cocina prehispánica y española. Históricamente el mole de mayor popularidad es el Poblano Rojo, sin embargo, es en el estado de Oaxaca donde existe mayor variedad de clases de Mole, mismos que incorporan en su preparación las más de 20 variedades de chiles originarios de la región.

La cocina Oaxaqueña es reconocida por su riqueza y variedad en sabores, dentro de su enorme oferta gastronómica,  es el Mole Negro uno de sus platillos más emblemáticos y quizás también el más complejo de todos, pues requiere de más o menos de unos 30 ingredientes para su preparación. El mole se prepara con Chiles tostados, almendras, cacahuates, nueces, cebolla, chocolate, pan, tortilla tostada, pasas y otras muchas especies que varían dependiendo de la región y de la tradición de quien lo prepare.

Existen en Oaxaca siete variedades de Mole reconocidas cada una por su sabor particular y grado de picor. El más conocido es, como ya hemos mencionado, el Mole Negro, el más difícil de preparar por llevar mayor número de ingredientes,  tradicionalmente es servido con pollo o guajolote.

El mole Coloradito, de sabor más ligero es de color rojo, consistencia espesa y se prepara con guajillo. El mole Amarillo,  resultado de la mezcla de chile ancho, guajillo y costeño amarillo  se sirve con chochoyotes y hierba santa.

El Chichilo Negro lleva en su receta Hoja de Aguacate. Para preparar el Mole Verde se utilizan los ingredientes frescos, es lo que le da el color tan diferente del resto. Pepitas, tomate, chile verde, epazote, perejil, hierba santa y masa de maíz son los ingredientes base para prepararlo.

El Manchamanteles, a veces se incluye en la lista y otras no, pues muchos chefs argumentan que más que un mole, es un guisado. Su sabor es característico gracias a que se emplean plátano macho, pera, manzana, camote y durazno que al mezclarse con la carne de cerdo dan por resultado un platillo espectacular. Para terminar el Mole Rojo se prepara con chilhuacle rojo, almendras, chocolate, ajo y cebolla, su sabor es mas suave y también tiene variaciones.

Preparate para conocer Oaxaca a través de sus sabores.

 

cdrombo

cdrombo

Amante del turismo, la gastronomía, el marketing y apasionado de las nuevas tecnologías. Emprendedor y creativo incansable y fotógrafo callejero.

Deja un comentario