Real del Monte
Hidalgo 
Calificación de usuarios
CalificacionCalificacionCalificacionCalificacionCalificacion
Icono Galeria Interna
Galería
Icono Agregar
Agregar
Icono Compartir
Compartir

Su nombre oficial es Mineral del Monte y es parte de la delirante Sierra Madre Oriental.
Región caracterizada por cactáceos y coníferas que visten cañones y peñas que te seducen desde la carretera aun antes de llegar.
Con una superficie de casi 7,200 hectáreas y un clima frío, lluvioso y de recurrentes nublados, la neblina es común en este Pueblo Mágico.
Se ubica en el municipio Mineral del Monte en el Estado de Hidalgo.
Tonos de épocas remotas son evocados en sus construcciones pertenecientes al siglo XVIII, minas abandonadas, portales, fuentes, techos de lámina roja y tiendas donde artesanías de plata son ofrecidas.
Tu sentido del olfato será activado por los aromas del pan de pulque y de nata, sus cocoles, los tamales dulces, y no podían faltar sus imperdibles pastes.
Escápate a Real del Monte, un pueblo con un toque minero muy cerquita de la Ciudad de México y déjate conquistar por su esencia colonial y sus   Leer +

Wejoytrip te recomienda
Visitar el Panteón Inglés que se localiza en lo más alto del pueblo, justamente en el cerro del Judío.
Puedes llegar allí a pie por la calzada que nace en la mina de Dolores, aunque es un trayecto de pura subida, el esfuerzo será ampliamente recompensado con la sorpresa que te espera.
Descubre la historia de este camposanto que fue fundado por los primeros pobladores y urbanizadores de la zona, que como bien su nombre lo indica, fueron ingleses.
Un dato curioso del lugar es que todas las tumbas están orientadas hacia Inglaterra, excepto una, la de Richard Bell, un famoso "clown" de presumida fama mundial que según la leyenda se codeo con el mismísimo Porfirio Díaz.
Atrévete a conocer las entrañas de una mina en la famosa Mina de Acosta.
Como ya te pudiste dar cuenta, Real del Monte fue un pueblo totalmente dedicado a esta actividad, y es por eso que todavía mantiene sus raíces y las minas son un claro ejemplo.
Durante este recorrido de aproximadamente una hora podrás apreciar gran parte de su forma original junto a su maquinaria y herramienta que los mineros utilizaban para extraer la preciada plata.
Puedes llegar caminando o en auto a este lugar que se ubica a un kilómetro del Centro Histórico.
Todas esa caminatas, subidas y bajadas por supuesto que nos provocarán hambre y sed.
El restaurante El Serranillo es sin duda la mejor opción para comer en Real del Monte con sus exquisitas enchiladas mineras: enchiladas verdes rellenas de pollo, pero en versión caldosa, son aderezadas con rábano picado, queso, crema y aguacate encima.
¿Les dirías que no?.
Tienes la opción de pedirlas con lo que tú quieras, les agregan carne asada, huevo o chorizo.
¡Simplemente imperdibles! El estado de Hidalgo es famoso por sus deliciosos pastes y Real del Monte nos regala un lugar increíble para hacer prueba de los mejores: la pastería El Billar es una excelente opción ya que cuenta con enorme tradición en el pueblo.
El paste es una especie de empanada que era la comida recurrente de los mineros, las hay de muchos y variados sabores, pero los clásicos son los de papa con carne y frijol.
Una opción para visitar Real del Monte es que lo hagas entre amigos, para ello hay diferentes alternativas cerca del centro para echar el trago, es importante que recuerdes que el ambiente es principalmente de onda relajada.
Si vas de fin de semana hay excelentes hoteles para pasar la noche, ya que cuenta con todas las comodidades, sin nada de lujos, pero son cálidos y seguros para que disfrutes tu estadía.
Trata de recurrir a los más cercanos del Centro Histórico cuyos precios no son excesivos por noche en temporada alta.
Te pasamos el tip, el clima es muy engañoso, así que vayan bien abrigados, ya que cuando empieza a atardecer hace un frío que te hará tiritar.
Si vas de entrada por salida ojo con la neblina que aparece en las tardes y nubla la visibilidad de la carretera.

Actividades para hacer
En Real del Monte Pueblo Mágico: recorridos y caminatas por las minas, spa, gastronomía, cultura.

Qué hacer
Top